¿Vivimos para el mercado? Una pregunta que me hice cuando fui a comprar pan.

24/10/07
Publicado en: Opinión

La verdad siempre nos preguntamos cosas que probablemente no tengan una respuesta inmediata, o simple. Ese es mi caso, siempre me estoy haciendo preguntas que dudo mucho pueda responder en esta vida, pero, esta pregunta surgió de la casualidad de lo cotidiano, como es comprar el pan.

Estaba esperando mi turno de pedir mi ración de pan acostumbrada, en la panadería de siempre, con la bella mujer que siempre me atiende, y me dice con dulzura, ¿surtido? (lo que en mí país significa una mezcla de dos variedades de pan, la delgada “hallulla” y la gorda “marraqueta”), pero ese momento me cambió la pregunta, por ¿lo de siempre?, fue entonces cuando comenzó todo.

Al momento de oír esa pregunta se me vino a la mente una idea central en el marketing, “conoce a tu cliente y venderás más”, pero entonces dude de las intenciones de la bella mujer de la panadería, ya que estaba viendo un comercial o aviso de la televisión, con una hermosa hembra que te insita a todo, además también cabía la posibilidad de que fuera experta en marketing.

Después pensé, que todo era mi imaginación, y que no podía ser cierto lo que había pensado de la inocente joven, y de que todo se confabulaba para que comprara el pan en esa panadería y no otra, pero vino a mi mente el plano del barrio, y las otras panaderías estaban a 5 o 7 cuadras a la redonda, lo cual no era opción ya que no estaba dispuesto a ir tan lejos de mi casa por el pan, entonces existía un monopolio derivado de su ubicación estratégica, y dude nuevamente de sus intenciones para con nosotros.

Hubo un segundo de lucidez y de cordura en mi delirio mercantil, para decir un rotundo,
— no!, quiero sólo 1 kilo de marraquetas esta vez, gracias. —, entonces la encantadora mujer giro en su centro y con gran habilidad tomo el pan, lo puso en una bolsa y lo peso, todo en 5 segundos, y me lo entregó junto al vale con el valor a pagar, lo increíble de la situación es que todo lo que conté anteriormente transcurrió en máximo 10 segundos desde la pregunta inicial, mis cuestionamientos, mí la respuesta, y la entrega del pan.

Después del record en la panadería, me dirigí a mi hogar, pero como es acostumbrado por mí, me fui pensando en los hechos acaecidos en la tienda, pero ahora con mucho más tiempo para encontrar la respuesta a mis conjeturas.

Haciendo un resumen del análisis, y síntesis del problema planteado, todo fue por culpa del ambiente materialista y de consumo en el que vivimos, o para el cual vivimos, ya que el simple hecho de ir a la panadería más cercana a comprar el mismo pan de siempre nos hace ser un factor de demanda y consumidores de un bien primario como es el pan, pero que probablemente en el futuro se nos envíe el pan a la casa según nuestros gustos y horarios, o que al ir a comprar a cualquier panadería de la cadena, sabrán que, como, cuanto voy a comprar, (un sueño para cualquier experto en marketing), pero que actualmente se aplica en algunos hoteles de categoría, para saber las necesidades o gustos de sus pasajeros.

Entonces surge la pregunta, ¿vivimos para el mercado?, estamos en este mundo para servir al mercado, y pagarle por nuestros gustos, intereses, y necesidades. ¿O es lo contrarío?. Y el mercado se encargará de servirnos interesadamente, para que podamos disfrutar de las cosas de la vida, creo que cualquiera que sea nuestro futuro, vamos a tener que revisar como nos estamos comportando y actuando frente al consumo, y el materialismo excesivo que el mercado nos empuja a ejercer con interés.

Pero creo que no vivimos aún para satisfacer al insaciable mercado, y sus evidentes ambiciones, ya que quiero pensar que somos una raza de seres inteligentes y libres por naturaleza, y que nada ni nadie puede obligarnos a comprar el último disco, o el laptop que vimos en la televisión, o una gaseosa con fríos y refrescantes hielos, o un nuevo colchón con calefactor, o unos nuevos zapatos de cuero imitación de cocodrilo que estaban en oferta, o las calientes y magnificas marraquetas de siempre.

Posteado por: krespo

Licencia Creative Commons

¿Vivimos para el mercado? Una pregunta que me hice cuando fui a comprar pan. por César Crespo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.cesarkrespo.com/%c2%bfvivimos-para-el-mercado-una-pregunta-que-me-hice-cuando-fui-a-comprar-pan/.

Donaciones

Si te gustan mis Obras u Opiniones, puedes cooperar conmigo para seguir creando y pensando. de antemano te doy las gracias

Deja un comentario