Cultura o Natura

04/12/13
Publicado en: Opinión

Hoy vivimos en un mundo que nos pone en una disyuntiva cada día, en antagonismo con lo que se supone que debería ser benévolo y bello, quién no ha visto a una madre histérica porque su pequeño hijo se puso a jugar en el jardín con barro, o porque abrazó a un perro, que miró a un gato o que comió algo que cayó al suelo.

Quizás muchos en este punto se preguntarán por qué escribo sobre estas cosas sin importancia, o que le incumben sólo a los personajes aludidos, o por qué soy tan neurótico y maníaco. Pero debo decirles que esto es muy importante hoy, como muchos habrán escuchado existen personas que hablan de la desconexión del hombre con la naturaleza, una desvaloración de lo natural, y los síntomas antes expuestos son reflejo de esta guerra contra todo lo que no es cultura.

natura-color

En este punto debería definir que es para mí cultura y naturaleza para poder explicarme libremente, en simple, la cultura es todo lo hecho por el hombre, y lo natural es todo lo que no ha hecho el hombre. Algunos dirán que lo natural es todo lo hecho por Dios, o por el universo o por casualidad, pero por esta vez dejaré este candente debate para otra ocasión.

El hombre actual o más específicamente el hombre urbano, incluso podemos ser más puntuales y decir el hombre urbano occidental del primer mundo, para que no quede duda, este ser, tiene pensamientos y costumbres que sus antepasados sólo podían soñar, ignorantes a lo que se venía, hasta los abuelos de estas personas tienen frases para referirse a lo que hoy pasa, “en mis tiempos esto no pasaba” o “los niños de hoy no son como los de antes”, esto me hace reflexionar sobre si esto es correcto o es sólo una apreciación senil de la realidad.

Vemos como en los documentales antropológicos aparecen siempre personas que viven en comunidades de pocos miembros, y que siempre parecen estar sucias, no civilizados, que no saben lo que es un baño o una ducha a ojos de los exploradores o visitantes. describen que ellos viven en armonía con la naturaleza y que eso deberíamos hacer todos, pero esto parece más una expiación de sus culpas que una declaración de intención, puesto que de todas formas siguen viviendo igual que como lo hacian, no digo que cada persona que conoce a una tribu se una a ella, sino que cuando vuelva a su civilización reflexione sobre su situación, quizás las personas tendemos a pensar sobre conceptos y cosmogonías inculcadas, sin cuestinar, dogmatizando nuestros pensamientos y actos, esquematizando todo pensamiento, lo que no nos deja ver más allá de lo que nos ponen en frente, perdiendo la capacidad de cuestionar y reflexionar sobre nuestro camino o entorno.

Existe una guerra no declarada contra todo lo que es natural o que no se comporta como las personas lo quieren, un ejemplo es el jardín, cuántos han sacado la llamada maleza del pasto, o de sus petunias, plantas que para el dueño no deberían estar allí o existir desde un pensamiento más extremo, y se emplean medios de todo tipo para eliminar la plaga vegetal, mismo efecto causan los bichos que aparecen en el jardín. ¿Pero esto es malo? ¿cuidar nuestras petunias de plagas es tan equivocado?, a mi juicio cae en un esquema cultura contra natura obviamente.

Las personas que creen que la tierra es sucia, el agua de un charco es prácticamente veneno, y que el polen es la peor maldición que puede haber son el objeto de este pensamiento, el paradigma en el cual poco a poco nos acercamos, o nos empujan, pronto ya no se podrá tener un perro dentro de una casa, o un pájaro cantando en la baranda del balcón porque su sola presencia la infecta con pequeños organismos patógenos que podrían invadir todo nuestro hogar. Claro que estoy parodiando y exagerando para graficar la paranoia actual.

Pronto se manejaran conceptos como hogar libre de biógenos, transhumanismo, nanobots y replicadores, que nos separen de una vez por todas de la amenaza natural. En donde hasta modificaremos nuestros cuerpos para poder despegarnos de la muerte natural, y todo lo que nos hace padecer este cuerpo animal, me refiero a los posibles futuros que tendremos que afrontar, en donde nuestra descendencia no recordará su pasado animal o natural, vivirá en recintos asépticos y esterilizados mediante el uso de nanotenología que sí puede estar en contacto con nuestro cyborg transhumano. Esto que parece de un cuento de ciencia ficción malo es parte de lo que puede ocurrir si no nos damos cuenta de lo que somos y de donde venimos, la Naturaleza, creer que podemos separarnos y disolver nuestra naturaleza por medios artificiosos es tener una pobre conciencia de lo que es el hombre y su existencia, creer que se puede trasladar todo lo que es una persona a una máquina es casi inocente, cuán complejo debe ser ese artefacto, es una de las preguntas que se debe responder antes de hacer tal metáfora mecánica del ser humano.

La vida es un hecho que vemos diariamente, para algunos un milagro que nos responde cuando le preguntamos buenos días. Se han puesto a pensar sobre cuáles son las probabilidades de que una persona le pueda responder un saludo a un igual, cuantos acontecimientos debieron pasar para que dos organísmos sean iguales, tengan conciencia de sí mismos y de otros. En mi opinión las personas que no se dan cuenta de su propia naturaleza están separadas y divididas, pierden el equilibrio que se debe tener con lo que existe, y crean realidades en las cuales todo lo natural es una amenaza o peligroso. un ejemplo sería el lavado de manos, en algunas épocas sólo bastaba con supergirlas en agua, luego se inventó el jabón, hoy existen jabones desinfectantes, quizás el conocer la existencia de bacterias se pasan por la cabeza muchas ideas nefástas, que nos hablan de cosas que no podemos ver y que pueden perjudicarnos, no digo que la higiene sea un descriterio pero cuando se sobrepasa un límite y se piensa que todo es patógeno es ir demasiado lejos.

En conclusión creo que las personas hemos perdido la real dimensión de la naturaleza, no podemos imaginar todo el universo que nos envuelve, ya que siempre es difícil ver y apreciar las cosas desde el interior o siendo parte del sistema, y el miedo a la naturaleza sólo demuestra que creemos que no pertencemos a ello y que por nuestra propia perpetuidad debemos separarnos para sobrevivir, pero se nos olvida que somos naturaleza conciente.

 

 

Posteado por: krespo

Licencia Creative Commons

Cultura o Natura por César Crespo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.cesarkrespo.com/cultura-o-natura/.

Donaciones

Si te gustan mis Obras u Opiniones, puedes cooperar conmigo para seguir creando y pensando. de antemano te doy las gracias

Deja un comentario