El rol del diseñador. -IIT-

07/06/07
Publicado en: Diseño

Recibí un comentario que me hizo pensar sobre mi blog, y que es lo que trato de comunicar con él, siempre he tenido una política de no responder los comentarios, pero la verdad creo que es necesario aclarar la duda, el comentario dice así:

“cesar?, este es el blog de un diseñador gráfico de la U de Chile???” escrito por “Valk”.

Y respondiendo a la pregunta:

— Sí, este blog es realizado por un Diseñador Grafico de la Universidad de Chile, llamado César Crespo. —

En la pregunta hay también implícito un prejuicio, o supuesto, sobre como debe ser un blog de un diseñador grafico de la universidad de Chile, no queda claro lo que trata de decir, y creo que eso es lo más atractivo de la frase, ya que, deja varias preguntas, ¿cuál debería ser la forma de hacer un blog, para un diseñador de la universidad de Chile?, espero que no se refiera a hacer lo mismo que hacen todos, de poner trabajos e imágenes, o cosas profesionales, comentar trabajos de grandes personas, o mostrar las últimas noticias del Diseño en general, todas cosas loables y que son necesarias, y que aprecio mucho, quizás se refería a un estilo en particular que tienen todos los diseñadores de la universidad de Chile, o tal vez me pregunta sobre ¿por qué? no pongo mis trabajos e ilustraciones aquí, o por que no escribo sobre temas de diseño, noticias del Diseño nacional o Internacional, o ¿por qué? no comento tanto el diseño de otros, bueno son tantas las dudas.

La verdad es que mi respuesta a estas interrogantes es sólo una, este no es sólo el Blog de un  Diseñador Grafico de la universidad de Chile, o ayudante de cátedra en varias universidades del país, o de un experto en herramientas computacionales, o de un experto en Web, es sólo un blog de una persona, la cual es todo eso, pero además piensa sobre las cosas que suceden a su derredor, y que necesita escribirlas, y opinar sobre ellas y no sólo mostrar su trabajo.

Nadie nos pregunta nuestra opinión sobre los temas que son importantes, nunca he visto a un periodista preguntarle a un diseñador sobre que hacer para mejorar los sistemas de comunicación en la ciudad, pero ese problema existe, y nos afecta a todos, o mucho menos consultarnos sobre la matanza de ballenas, o la pobreza, u otros temas, ya que según muchos sólo sabemos de monos, y de cosas como esas, es triste pensar sobre como nos ven fuera de las paredes de nuestra profesión, por eso trato de dar mi opinión, para demostrar que un humilde Diseñador también puede comentar temas complejos o de otros intereses que no sean simplemente de nuestro trabajo, porque para hablar de trabajo tenemos un horario, o los medios dedicados a eso específicamente, pero no quiero ser duro o mucho menos, sino comentar un comentario.

Para terminar quiero decir que necesitamos hacer algo con nuestra imagen como Diseñadores, porque si seguimos así nunca lograremos una mayor notoriedad en los temas importantes. Siempre veo a los abogados, médicos, publicistas, periodistas, políticos, empresarios, y otros, opinar sobre temas que no les conciernen, o que según algunos no deberían importarles, pero todos ellos lo hacen, y porque no podríamos hacerlo nosotros, no seria interesante que nos consultaran sobre como solucionar los problemas de comunicación del transantiago, o como hacerlo mejor. Pero si no opinamos en serio sobre temas importantes como lo es la libertad de expresión nunca nos tomarán en serio.

Posteado por: krespo

Licencia Creative Commons

El rol del diseñador. -IIT- por César Crespo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.cesarkrespo.com/el-rol-del-disenador-iit/.

Donaciones

Si te gustan mis Obras u Opiniones, puedes cooperar conmigo para seguir creando y pensando. de antemano te doy las gracias

1 Comentario

  1. Zanbato

    Hace bastantes años escuché una interesante historia que me gustaría compartir contigo ya que creo que te seria de ayuda para este tipo de problemas.

    Hace mucho pero mucho tiempo, había un hombre que vivía en la cima de una ingrata montaña. Día tras día despertaba para admirar el azul del cielo y disfrutar del silencio perpetuo del paso del tiempo. Pero un buen día, un endemoniado susurro proveniente de las entrañas del oscuro cuarto lo visitaba cada noche. Desesperado entre amargadas intenciones de odio contra su existencia sin sentido sabía que no podía cruzarse de brazos, debía descubrir que sucedía, aunque le costara la vida. Al final el molesto ruido provenía de un roedor que había formado una linda familia bajo su cama. Por supuesto, el hombre no permitió esto y los elimino a cada uno de ellos. Pero su suplicio solamente comenzaba. Los espíritus de los enfadados ratones lo visitaban cada noche, con aun más bullicio y desagradables comportamientos. Cansado y al borde de la locura, el hombre decide bajar de la montaña en busca de un gato fantasma que acabara de una ves por todas con el escándalo desatado por los roedores. Nunca encontró un gato fantasma, pero entonces pensó – no debe ser tan difícil convertir a un gato normal en fantasma, un par de escobazos harán la magia. –

    Lamentablemente cada noche el juego del gato y el ratón se desencadenaba en forma de una cruenta batalla sobre y en la habitación. Cada noche de tortura y tormento que solo lograron enloquecer aun más al hombre. No importa lo que hiciera, el ruido no se iba. Ni cuando trajo al perro fantasma, ni a la sociedad protectora de animales fantasmas, ni a los nazis fantasmas. Lo único que lograba era llenar de espíritus su hogar en la cima de la montaña. Pero eso no le molestaba tanto como el hecho de que jamás volvería a estar solo, ni tampoco que no volvería a admirar el azul del cielo ni disfrutar del silencio perpetuo del paso del tiempo. FIN.

    Bueno ojala que esta historia te ayude y para la próxima vez que alguien te pregunte, – cesar?, este es el blog de un diseñador gráfico de la U de Chile??? – Tu solo respondas, – si a lo primero y si a lo segundo.-

Deja un comentario