El Trabajo y sus Religiones.

01/04/06
Publicado en: Opinión

Un chaucha por la chaucha!!...El trabajo es la fuente de dignidad del hombre, pero el hombre hace que este se convierta en lo contrario, lo más indigno es la falta de conciencia del trabajo ajeno, muchas veces hemos menospreciado algunas labores que por múltiples razones nadie quiere hacer, pero las personas que las desempeñan reciben un desprecio social además de su sueldo de hambre, por lo menos en otras sociedades a estas personas se les llama sobras o parias, pero en nuestra sociedad ni eso, sólo se esconden y se olvidan, en mí país esta pasando algo que no logro entender, a cada año que pasa el trabajo se desvaloriza cada vez más, cada trabajo cae en sus remuneraciones por designios del destino, o eso es lo que muchos piensan, pero sinceramente creo que la causa es la miniaturización de cualquier presupuesto, a favor de maximizar las utilidades de las empresas, es una máxima en economía, pero hasta que punto se puede llegar a reducir los costos de producción o de administración, cual es el real costo de eso, creo que es el que vivimos ahora, una verdadera gratuidad del trabajo, ya sea profesional, técnico, u obrero, pero ¿a quién le conviene todo esto?, ¿quién puede estar contento viendo a su país vivir con el mínimo?, quizás a alguien que no le importa su país, he incluso que ni siquiera le importan los demás, siendo este país creyente en su mayoría, o con un 99% de personas que siguen algunas de las religiones de este mundo, el sólo pensar que todas las enseñanzas espirituales de estas no logran llegar a estas personas que controlan los sueldos y remuneraciones de los trabajadores de mí país, no esto es imposible, quizás estoy equivocado, ese 1% no puede controlar todo, es imposible, pero tal vez la religión es para los pobres, – no creo – al buscar una explicación para este problema sólo se me viene a la mente la impaciencia y la ambición por tener dinero, esa que es contagiosa en la carencia, donde no existe la mínima esperanza de tenerlo crece la desesperación y el rencor, el cual se manifiesta en las personas cada vez que tienen que pagarle a otro por su trabajo, he intentan disminuir sus esfuerzos y empequeñecer la labor cometida, con frases como pero eso nunca ha valido tanto, eso en el mercado vale menos, o yo por politica no pago mas por eso, quizás a algunos le toco la parte ancha y sustanciosa del embudo, pero cuando vives en la parte más austral de éste solo te queda rezar para no tener rencor por la suerte que te toco, tal vez una persona que siempre tuvo, no llega a magnificar cuanto cuesta parar la olla en mí país, con esto no estoy manifestando mi rencor o como dicen algunos mi resentimiento, no soy un resentido, me alegra que la gente tenga para vivir como plazca, pero cuando veo la miseria y el poco valor del trabajo, pienso como una persona en mí país va ha salir de la pobreza, como va ha tener esperanza, quizás hay que seguir el consejo de la autoridad que dice que el estudio y la capacitación es la solución, pero cuando uno ve cuanto pagan a los recién titulados, piensa que tienen un dedo ya en tu boca y otro a punto de entrar, pero pienso sinceramente que con trabajo y fe podemos revertir esta situación, aunque no valgan un peso para el “señor mercado”.

Posteado por: krespo

Licencia Creative Commons

El Trabajo y sus Religiones. por César Crespo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.cesarkrespo.com/el-trabajo-y-sus-religiones/.

Donaciones

Si te gustan mis Obras u Opiniones, puedes cooperar conmigo para seguir creando y pensando. de antemano te doy las gracias

Deja un comentario