Esperando un neo-Transantiago.

16/05/07
Publicado en: Opinión

Bueno, después de largas conversaciones con mi secretaria, y dilatadas reuniones, me convenció de hablar sobre el tema de moda, cosa que no me gusta para nada, pero creo que cedí a sus tiernas presiones, quien puede resistir sus encantos, bueno, creo que ese fue el problema con Transantiago, presiones indebidas, claro pero no las que ustedes piensan — ¿cómo sabes lo que piensan los demás, eres mentalista?—, entonces diré, lo que ustedes querían —¿cómo sabes lo que quieren los demás, eres publicista?—, mmm… bueno, mejor me callo, — eso estaría mejor es lo que queremos todos —, realmente no lo sabía.

El párrafo anterior es una muestra de cómo una persona puede hacer, pensar, y sentir por el resto, además de dejarse llevar por el momento, tal como le pasó al transantiago, ya que fue concebido, diseñado, planificado, implementado y parchado, sin tomar en cuenta al “usuario”, palabra de moda, — pasamos de ser pasajeros de micros a usuarios de sistemas, que buen canje —, una palabra moderna y actual, que nos habla de vanguardia y tecnología aplicada, muy aplicada. Pero creo que en lo único que se equivocaron fue en cobrar por usar el sistema, porque nadie lo usa, sino que lo ocupa, somos “ocupadores”, no usuarios. Ser usuario implica poder disponer cuando necesitemos del sistema, y no ocupar el sistema cuando él quiera, rellenando los vagones de los buses y el metro, transportándonos por santiago, como quien acarrea un flete, aunque quizás si fuéramos algo valioso nos cuidarían más, y por lo menos podríamos ir sentados después de trabajar por 12 horas diarias, o quizás más para poder ganar unas Lucas más para pagar el sistema, porque los únicos que pagan son los que no pueden pagar, dicotomías de mi país, se les pide esfuerzo a los que más se esfuerzan, se les pide paciencia a los que más han esperado, se le pide respeto a los que ignoran sentirse respetados, se les pide a los que no pueden dar más, es algo que puede llegar a aburrir, pero la verdad es que no hay tiempo para aburrirse, porque los viajes son cada vez más largos, las casa quedan más lejos, los trabajos no esperan, la diversión es una utopía, ningún ocupador puede darse ningún lujo, eso parece que no esta permitido por el sistema.

Pero la verdad no todo es malo, hay cosas buenas, pero no en santiago, porque aunque suene paradójico, lo único rescatable, es ver en primera fila como son las cosas en realidad, como se hacen las cosas en Chile, a medias, quizás sea el momento de dar ejemplos: la transición a la democracia esta a medias, el sistema electoral, el sistema judicial funciona a medias, los hospitales están… bueno no están simplemente, las pensiones son migajas, las calles están llenas de hoyos, los carabineros ganan poco y se les exige dar la vida por nosotros, los ríos se desbordan todos los años, hablo de las calles que parecen ríos secos en verano, pero que en invierno se llenan de agua, los niños, jóvenes, adultos son educados a medias, la regionalización nunca existió, el medio ambiente dañado para siempre en muchos lugares del país, entre otras joyas o lujos que mi país se da, y ahora se suma el sistema de transporte de santiago, aunque escuche que este sistema iba a ser replicado en cada una de las capitales regionales, pero eso creo que no pasará, ya que nadie parece tomar en cuenta a las regiones.

Bueno creo sinceramente que alguien no esta haciendo su trabajo, quiero pensar que sólo es flojera y no algo peor, ya que si seguimos así, dentro de poco va a aparecer un nuevo transantiago, con otro nombre, y que quizás no sea el último en nuestra historia, aquí se puede aplicar esa mítica frase “Nunca más en Chile”.

Esto no es una visión política del asunto, sino, es sólo una vista general del país, desde un punto de vista diferente a la política gobernante, un punto que esta tan lejos de la política, que parece que nadie lo conoce, y se llama sensatez, ningún gobernante sensato puede dejar sufrir a sus compatriotas durante decadas, bueno eso creo, aunque la historia y la realidad digan con letras grandes que no es así.

Posteado por: krespo

Licencia Creative Commons

Esperando un neo-Transantiago. por César Crespo se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 3.0 Unported.

Basada en una obra en http://www.cesarkrespo.com/esperando-un-neo-transantiago/.

Donaciones

Si te gustan mis Obras u Opiniones, puedes cooperar conmigo para seguir creando y pensando. de antemano te doy las gracias

1 Comentario

  1. Zanbato

    te encontraria toda la razon si hablaras kosas kon sentido, lamentablemente este no es el caso. el problema no es el transantiago, sino ke ese transantiago es lo ke la gente se merece.

Deja un comentario